• Grupo Primitivo

Casa de Veraneo en Lo Zárate

Actualizado: 4 may 2020

Paisaje y Arquitectura


La Casa de veraneo Lo Zárate tiene una relevancia especial dentro de Grupo Primitivo ya que es nuestro primer proyecto pensado y diseñado para construirse. Esta vivienda no solo es la combinación de una idea y un diseño, sino que además una serie de sentimientos y emociones propias del inicio de un proceso del cual se espera lo mejor.


La idea que nos plantearon los dueños de la propiedad fue pensar dos  viviendas de veraneo conectadas entre sí, ubicadas en sitios vecinos que conforman un solo gran terreno, comunicadas a través de pasarelas y con áreas de esparcimiento en conjunto. 


Al ser segundas viviendas, los dueños consideraron que la propuesta para el diseño de las casas no fuera demasiado llamativa y que, de cierta manera, las construcciones pudieran cerrarse y quedar lo más herméticas y seguras posibles mientras no sean habitadas.


Sumado a esto debíamos trabajar con la pronunciada pendiente natural y la angostura del terreno, potenciando las destacadas vistas del entorno natural. La única eventualidad a la que nos vimos enfrentados fue que, producto de factores económicos, se decidió comenzar con solo una parte del proyecto, correspondiente a una de las dos casas.



El diseño consiste en una construcción de dos pisos visualmente hermética, alargada y angosta, la cual se divide en dos volúmenes separados en el centro, generando dos partes iguales, desfasadas para seguir la caída natural del terreno y separando las áreas comunes como cocina, living comedor y baños con las áreas privadas de dormitorios.


ADVERTENCIA

Si usted no está familiarizado con el lenguaje técnico de los arquitectos como el 99% de las personas, es porque los arquitectos nos hemos empeñado en generar un dialecto que confunda. Nuestro objetivo como grupo de trabajo, es ser directos y claros al comunicarnos, por lo que si el contenido de este documento no llega a ser entendible, pedimos disculpas desde ya.

Volviendo al proyecto y esperando no haber perdido su interés después de esta confesión, otro de los desafíos que teníamos era que esta vivienda, a pesar de lo cerrada y angosta no fuera una pesadilla para claustrofóbicos. De esta manera, planteamos un lugar amplio, acogedor e iluminado, a través de cuatro decisiones: el uso de la madera a la vista como material principal por su calidez; la utilización de ventanales y tragaluces para potenciar las vistas e iluminación natural de la vivienda; el uso de doble-alturas para dar mayor amplitud a lugares comunes de la vivienda y; el “proyectar” los espacios interiores hacia el exterior mediante la conexión directa con los balcones y las terrazas con el interior a través de los ventanales.



Estas ideas, sumadas al proceso de desarrollo y construcción de la vivienda, el cual no estuvo exento de dificultades, decantaron en lo que es hoy  un lugar hecho a medida para una familia que después de todo el esfuerzo, frustraciones, paciencia y confianza en un grupo de arquitectos con poca experiencia, tiene un segundo hogar que disfrutar y apreciar. 


Por nuestra parte, esta primera experiencia nos enfrenta cara a cara con lo que significa la ejecución de un proyecto en términos constructivos y nos hace reflexionar sobre el complejo camino que iniciamos.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo